jueves, 16 de abril de 2015

EL COLUMPIO: SO COOL, SO NICE, SO CUTE!



¡Cómo pasa el tiempo!, hace ya un añito que Esteban Arnáiz abrió en el barrio de Chueca Le Cocó, aportando un aire fresco al panorama gastronómico, un año plagado de ilusiones y de éxitos, ¡felicidades por un gran trabajo!

Y recientemente Esteban ha querido ampliar la familia abriendo El Columpio en un barrio totalmente diferente, Chamberí, en un local de espacios amplios, techos altos y muy luminoso situado en un recién restaurado edificio señorial que aporta ese toque chic y elegante que me recuerda al barrio de Les Marais en París.


Mi querido Esteban, propietario y alma mater de ambos proyectos gastro, además de un gran profesional de la hostelería y trabajador incansable, es un apasionado de los fogones y la buena mesa; posee un acusado sentido de la estética y el buen gusto que se refleja en sus aportaciones al proyecto de decoración de El Columpio y en cada plato que sale de la cocina.

 
Diseñado y decorado por la arquitecta Marta Banús, El Columpio tiene tres ambientes perfectamente coordinados: nada más entrar, una zona de barra y mesas altas, a modo de recibidor de una casa, en la que predominan las maderas rústicas, vigas vistas, objetos vintage, plantas, y ese azul tiffany que me encanta. Ojo al columpio de madera que da nombre al local camino de la escalera de acceso a los baños.


Continuamos hacia dentro y nos sorprende un enorme salón-comedor y barra de coctelería, un espacio diáfano y elegante, con amplísimas mesas decapadas, sofisticados sofás tapizados en terciopelo de intensos colores, lámparas antiguas que aportan una cálida iluminación y plantas por doquier de un vívido color verde.
 
 
Y al fondo del local, una zona chill out de aires mediterráneos con unas puertas francesas que se abren a un elegante patio interior, con listones de madera coloreados en las paredes y esas letras luminosas tan características de El Columpio y Le Cocó.
 
 
La carta me ha encantado, obra del chef Juan Rioja, además de esos platos que nos gustan a todos, también tienen platos de cocina trabajada y guisos como los raviolis de gamba fresca con crema de marisco y cebolla frita, la carrillada de ternera con crema de apio, nabo y dulces de pimiento, o verdinas con butifarra negra, cigalas y tallarines de calamar. Me gustó especialmente el cangrejo de concha blanda en tempura con crema de piquillo y el rodaballo con salsa de limón.

 
Muy bien acompañados todos los platos por un gran descubrimiento vinícola de Esteban, un Godello Bierzo, crianza, de Bodegas Luzdivina Amigo, que queda anotado en mi agenda enológica.


No os perdáis las magníficas tartas caseras a la vista del comensal, colocadas sobre un fantástico mueble vintage, a mí me gustó especialmente el tatín de piña con ron y helado de hierbabuena, súper refrescante y nada  pesada (ya sabéis que lo mío no es el dulce).

 
Y lo mejor, puedes quedarte y continuar el plan gastro disfrutando de una copa o un delicioso cocktail, como Kir Royal, Pisco Sour o Black Russian; la verdad que el buen ambiente creado en El Columpio y su acogedora decoración invitan a prolongar la sobremesa y dejarse llevar  por la música…

Cuando se pone ilusión a un proyecto y mucho trabajo y esfuerzo, eso se nota, y ese buen hacer es el que se percibe en El Columpio, que ha llegado para quedarse y hacernos pasar muy buenos ratos de ocio, al que desde aquí auguro el mayor de los éxitos. ¡Enhorabuena!

 

ElColumpio    
 
Caracas, 10 Madrid

Tlf. 91 378 75 12

Fotos propias y de El Columpio


Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.