jueves, 3 de septiembre de 2015

TOQUE DE SAL: LO ÚLTIMO DE LA CALLE PONZANO

Texto by Mónica Gutiérrez-Aller @lasmonicadas

Cuando todos pensábamos que ya no quedaba ni un solo local libre en la calle gastro de moda, -la calle Ponzano-, me sorprende descubrir gracias a mi querida Mapi Hermida (cuyo blog os recomiendo desde yá) que hace un par de meses ha abierto Toque de Sal, es tan reciente su apertura que ni siquiera han terminado de colgar su web.

Tal es el éxito de esta madrileña calle que hasta tiene su propio hashtag en las redes sociales: #ponzaning y es que puedes ir de restaurante en restaurante, de taberna en taberna o de bar en bar durante semanas sin repetir, todos muy chulos y con una oferta gastronómica de lo más variada.

Toque de Sal está siendo para mí el gastrodescubrimiento (si me permitís el “palabro”) de la temporada: pensé que no iba a ser nada del otro jueves, que quizá fuera un sitio más de tantos, mono-pero-soso, pero haciendo honor a su nombre salado me ha sorprendido la calidad de sus platos y, la verdad, la decoración es ideal.


Se trata de un bistrót excepcionalmente bien decorado para lo reducido de su tamaño, bien aprovechado y acogedor, obra del arquitecto Alvaro Oliver Bultó, autor también en la misma calle de La Contraseña y El Trajín, y el exitoso Juanita Cruz en el Paseo de la Habana del que ya os hablé aquí


Tengo que llamar la atención sobre el llamativo y elegante papel de las paredes (incluido el baño) y la espectacular lámpara de la sala, que junto con todos los demás detalles que no os quiero descubrir para que lo podáis comprobar, hacen un conjunto redondo en el local, no le falta detalle.


La carta no es larga, la verdad, pero viendo las reducidas dimensiones de su cocina es muy de halagar los platos tan sabrosos que salen de ella.


Una opción para probar varias cosas es compartir platos, comenzamos con una tabla de quesos al corte que el propio jefe de sala se encarga de mostrar y recomendar, excelentes.


Continuamos con chupa chups de codorniz con salsa Pekín, divertidas y sabrosas.


Ensalada de perdiz en escabeche, mi favorita en el mundo, qué rica.


Ceviche de Corvina, un plato muy de moda últimamente y generalmente muy decepcionante en su elaboración, puedo decir que este ceviche, tanto su presentación como su maceración y su sabor ha sido uno de los mejores que he probado nunca, ¡de diez!


Steak Tartar, sorprendentemente bueno, incluso en boca de expertos adictos al steak tartar como Gastrohunter y Gonzalo Munárriz.


El postre sugerido tiene un original nombre: vaca lechera, probadlo y me contáis.


El jefe de sala es encantador y profesional, espléndidamente atendido, Toque de Sal promete en convertirse en una de las aperturas estrella de este otoño: muy recomendable por su excelente relación calidad/ precio.


Toque de Sal  

C/ Ponzano, 46 Madrid

Tlf. 91 426 64 65
Fotos propias

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com

4 comentarios:

  1. La verdad que en tu post tiene muy buena pinta pero no tuvimos la suerte de poder probar.. no he visto un peor servicio en mucho tiempo.

    Llegamos, nos ponemos junto a la barra (es mas, intentando no molestar a quien pasaba) y cuando después de 10 minutos y de que toda la gente que había trabajando en ese momento fuera a lo suyo y evitara mirarnos.. al pasar un camarero, creo que es el unico que hay en la zona de fuera, le dijimos "perdone, cuando pueda nos toma nota" algo que en mi mundo es muy normal.. pero debe ser que para ellos no, porque lo que obtuve fue un "si estas en la barra pide en barra!" aderezado por supuesto con muy malas maneras.

    Alucinamos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Min!, qué pena lo que me cuentas. La verdad que a nosotros nos atendieron estupendamente, y tengo muy buen recuerdo del trato recibido. Espero que tomen nota de tu comentario y lo solucionen de inmediato.

      Eliminar
    2. Yo estuve el fin de semana pasado y coincido con Mónica al 100%. Es cierto que también nos hicieron esperar (media hora!) pero todos los locales estaban a tope y era sábado. Les faltó llamar un poco al orden a los comensales que hacían tertulias interminables pero la comida fue excelente, el servicio muy amable y la decoración me encantó.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.