jueves, 26 de noviembre de 2015

LA CANICA: EL CHIC GASTRO


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller @lasmonicadas

La Canica es uno de esos restaurantes que conoces casi por casualidad y que te dejan impactada: está situado en una animada zona de restauración de fácil aparcamiento, frente al Corte Inglés del Campo de Las Naciones.

Me encanta el nombre de este restaurante, nos trae recuerdos infantiles, un guiño a la juventud de su propietario, el chef Sergio Martínez, quien con tan sólo 25 años posee una intensa trayectoria en varios restaurantes con estrellas Michelín y que lleva trabajando desde su adolescencia con su padre al que admiro, el conocido José Luis Martínez. La cocina de Sergio es una cocina trabajada, pensada y suculenta: tradición y vanguardia fundamentada en la cocina de siempre pero con sugerencias divertidas y diferentes a otras cartas al uso.


De sus fogones  salen platos con  nombres divertidos como las ya famosas “canicas del chef”, deliciosas croquetas de estofado de carrillera que no podéis dejar de probar.


Otro de los  platos estrella de Sergio son los shiitake salteados con ali oli flambeado de miel, acertada combinación de sabores, delicioso.

Un entrante riquísimo para compartir, el criollito con hojas de hierbabuena y mostaza verde, me pareció súper original la mezcla de esta hierba con el chorizo, aligera cualquier atisbo de intensidad que pudiera tener el criollo.

Los arroces “entre comillas” de La Canica de lo más apetecibles, elaborados con sémola de trigo como el meloso de carabinero, el de pulpo con aroma a pimentón o el riquísimo de mantequilla de albahaca y alcachofas fritas.


Los amantes de la casquería están de suerte con las manitas rellenas de ropa vieja y crujiente de boniato.

En el apartado de carnes, destacan las riquísimas costillas confitadas a baja temperatura y terminadas a la parrilla con salsa BBQ casera, como diría un amigo mío, están para comerse un cubo!.

Y entre los postres, Sergio se luce con una vistosa tarta de lima en su punto justo de dulce y  una soberbia tarta fina de manzana con helado.


Me ha encantado la decoración de La Canica, obra del propio cocinero, en un local de techos altos y totalmente diáfano, conserva la antiguas alacenas heredadas de una botica que hubo en el mismo sitio, los ambientes están marcados por dos alturas de apenas tres escalones.


Acertada combinación de tonos mostaza en el impresionante chester que domina una de las paredes del local, y colores berenjenas, rosáceos y violetas en terciopelos de butacas y sillas, junto con maderas claras en las mesas.


Os van a llamar la atención las maravillosas lámparas de los diferentes ambientes y la enorme cristalera que se abre a la calle en los días soleados, dando al local un aspecto chic afrancesado cálido y confortable.


Y un plus de La Canica: una extensa y selecta carta de destilados y cocktails elaborados por el maestro mixólogo Oscar Pino, con más de 17 años de experiencia en hostelería en restaurantes como Loft 39 o Macadamia, me conquistó nada más llegar con una deliciosa creación, un cocktail de bienvenida del que, perdonadme, sólo recuerdo que llevaba vermout y otros ingredientes que seguro Oscar os contará encantado.

Con todo lo que os he contado no tengo más que recomendaros La Canica, os va a sorprender su carta de precios razonables y su impactante decoración elegante y acogedora.


LaCanica   

Avda. de los Andes, 25, Madrid

Tlf. 91 320 15 03
Fotos propias y de La Canica

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.