jueves, 12 de noviembre de 2015

VALDEPALACIOS HOTEL GOURMAND: HOSPITALIDAD LUXURY


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller 
Inauguramos sección en el blog, travelmonicadas, y qué mejor manera de hacerlo que con una estancia de lujo en Valdepalacios Hotel Gourmand, que forma parte de la prestigiosa cadena Relais & Chateaux; estoy feliz de poder contaros a través de este blog la agradable estancia que he tenido en este peculiar hotel.

Valdepalacios se sitúa a tan sólo hora y media de Madrid, como si de un tesoro oculto se tratara, en mitad del campo y muy cerquita de la localidad manchega de Oropesa de Toledo, un Relaix & Chateaux rodeado de 600 hectáreas de naturaleza en un entorno exclusivo que ofrece la máxima calidad y servicios de un hotel cinco estrellas gran lujo.


Valdepalacios fue en tiempos la finca de caza de un noble español, cuya familia ha sabido conservar, resaltar y mejorar cada estancia hasta convertirlo en el gran hotel que es ahora espléndidamente dirigido por María del Carmen Fernández y todo su equipo. Se trata de una casa de principios del siglo XIX, diseñada por un arquitecto francés como casa de recreo y otras dependencias como establos y casas de labor, frescos patios, fuentes y rincones llenos de encanto que descubres a cada paso que das por la finca.


Cuenta con 27 espaciosas habitaciones, todas ellas diferentes entre sí,  decoradas con un gusto exquisito en las que no falta ni un solo detalle, como las flores frescas y las maravillosas vistas de cada ventana abiertas al campo.


No dudéis en hacer una visita a toda la casa, cada estancia parece más espectacular que la anterior y cada rincón posee un encanto especial, como la librería de esquina frente a cómodas butacas, las flores frescas bajo el hueco de la escalera, los elegantes sofás frente a la chimenea de lo que en tiempo fue un establo, el jardín perfectamente cuidado que aporta colores, olores y frescor, la piscina relajante….


No me olvido del Spa Boutique que ofrece Valdepalacios, ubicado en antiguas dependencias de la finca al que se accede a través de un portón recubierto de vegetación, nos recibe una agradable fuente flanqueada por varias esculturas. Dispone de una piscina climatizada rodeada de grandes ventanales con vistas a la Sierra de Gredos, baño turco, sauna, fitness y cabinas para disfrutar de varios tratamientos, que también podemos pedir en la habitación y personalizar el servicio, ¡en Valdepalacios no dicen que no a nada!.


¡Hora del desayuno!, -y ya sabéis los que me seguís lo que me gusta a mí un desayuno-, se sirve en uno de los comedores del hotel en el que predomina la luz natural y las plantas verdes que rodean un antiguo pozo, es un auténtico placer disfrutar de una exquisita bollería y pastelería recién hecha, zumos naturales, yogur casero, delicioso embutido de la zona y hasta un chocolate con churros que podríamos llamar gourmet.


Mención aparte requiere la magnífica oferta gastronómica de este hotel, el restaurante Tierra con una estrella Michelín, bajo la batuta del chef José Carlos Fuentes, del que ya os hablé largo y tendido en mi anterior post, no dejéis de disfrutar de su cocina imaginativa.


Valdepalacios organiza y dispone de diferentes actividades al aire libre, como paseos a caballo y en coche de caballo por las 600 hectáreas de la dehesa, pesca y paseo en barca por el pantano, circuito de running y bicicleta de montaña, y un “safari” muy particular por la finca “a lomos” de un antiguo vehículo de la guerra civil conducido por toda una institución en la casa, el señor Nano, que trabaja en la finca desde que tenía 12 años y que, aunque podría estar jubilado, disfruta intensamente mostrando a los clientes la variedad cinegética de la zona: corzos, gamos, ovejas, ciervos y gallinas hacen las delicias de los huéspedes y te hacen sentir en pleno campo ¡disfrutando de la naturaleza a tope!.


El Hotel también está diseñado para organizar bodas pequeñas y no tan pequeñas, eventos familiares para clientes exclusivos, y albergar reuniones de empresa y convenciones de alto nivel en un entorno único.

Disfrutar de una escapada de lujo siempre es una maravilla, pero si además es en pleno campo y el hotel tiene un restaurante con una estrella Michelín, el plan es, simplemente, ¡perfecto!.



Ctra. de Oropesa a Puente del Arzobispo, km.9, Torrico (Toledo)

Tlf. 925 45 75 34
Fotos propias

Si queréis que visite vuestro establecimiento, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.