lunes, 21 de diciembre de 2015

LA CASA TOMADA: BOCADILLOS DE AUTOR CON SABOR A HOGAR



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller @lasmonicadas

La Casa Tomada toma su nombre de un cuento del escritor Julio Cortázar, lo cual ya por sí solo demuestra las inquietudes artísticas e intelectuales de sus propietarios, José Antonio (cocinero) y José Miguel del Pozo (ilustrador), dos hermanos venezolanos de origen que, literalmente, “tomaron” la casa de su madre en un pueblo de Venezuela y comenzaron a abrir sus puertas a amigos, vecinos y conocidos vendiendo sus bocadillos caseros y mostrando sus creaciones artísticas y literarias.


Tras viajar por distintos países siguiendo la profesión diplomática de su padre, -de ahí muchas de las influencias en la cocina de José Antonio-, y licenciarse en lo que en España sería la carrera de Tecnología de los Alimentos, han elegido Madrid para abrir su restaurante y galería nómada en un espacio acogedor en el que combinan su atractiva y sabrosa carta con paredes llenas de obras de jóvenes talentos.

En la carta de La Casa Tomada el rey es el bocadillo de autor, con nada menos que 17 referencias de bocadillos, a cuál de ellos más original y sabroso, ¡los probaría todos pero son enormes!, así que geniales para compartir y para repetir.


Atención a la marca que lleva impresa cada bocadillo en el pan, el logo de La Casa Tomada, original, ¿no?.

No penséis que por tratarse de una carta principalmente de bocatas no hay cocina, porque la hay en cada uno de ellos, elaborados con el mejor de los productos del mercado para destacar cada una de sus creaciones. Los platos de José Antonio están inspirados en la streetfood de Venezuela (como los perros calientes “con todo” o el delicioso choripan), con influencias asiáticas (sobre todo chinas ya que el cocinero pasó allí parte de su infancia, como el bocadillo de pollo con salsa teriyaki que está para chuparse los dedos, el Indian sándwich o los fideos Garama Massala) y algunos guiños a Norteamérica (bocadillos de roastbeef, fat roastbeef y po’boy).


En el poco tiempo que lleva abierta La Casa Tomada hay ya un plato que me atrevo a calificar de mítico y que no podéis dejar de probar: chili cheese fries, una sabrosa y contundente combinación de patatas fritas caseras, chili con carne, jalapeños, queso cheddar, bacon crujiente, cilantro y un huevo frito que corona un abundante plato.


Y para acompañar esta deliciosa cocina, una interesante carta de cervezas artesanales como Cibeles, Mustache, Malasaña, Flying Dog, Rouge Nation o la famosa lata de Beavertown.

Un local acogedor, ecléctico y funcional, con originales lámparas herencia de su antecesor que crean una atmósfera cálida y distendida, ideal para compartir con amigos un buen rato entre charlas y bocatas.

Precio medio sobre unos 20 euros, me parece una opción gastro totalmente distinta, y una vuelta al bocadillo de toda la vida pero elaborado con sabores genuinos, honestos e internacionales, muy recomendable.
  

La Casa Tomada   

San Lorenzo, 9, Madrid

Tlf. 91 320 15 03
Fotos propias y de La Casa Tomada

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.