miércoles, 30 de diciembre de 2015

LE CRUST: PARA COMERSE HASTA EL BORDE DE LA PIZZA




Texto by Mónica Gutiérrez-Aller @lasmonicadas

Que Madrid es una ciudad enorme lo sabemos todos, pero en tema gastronómico al final siempre nos movemos por los mismos recurrentes barrios, y de vez en cuando hay que asomarse a otras zonas para descubrir restaurantes deliciosos.

Y eso me ha ocurrido con Le Crust, gracias a mi querida Jordana Paiva y su fantástico blog que os recomiendo desde ya, Top4You , al ladito de la nueva y animada zona que conocemos como “Madrid Río”, un restaurante esencialmente dedicado a las pizzas de autor, me atrevería a decir que pizzas gourmet, por su especial dedicación a cuidar la elaboración de la masa con todo lujo de mimos y cuidados.

En un local industrial decorado por una de las socias de Le Crust, Elena, arquitecta de profesión y un encanto de persona además de excelente profesional, se ha encargado de crear un acogedor espacio de techos altos, hormigón, maderas claras y elementos recuperados de aquí y de allá, muchos de ellos comprados en el rastro madrileño o herencias familiares como la imponente lámpara que domina una de las salas del restaurante, espejos dorados y apliques de luz.


Rafa, otro de los socios fundadores, es un apasionado de la panadería, y nos explica con auténtica devoción como elaboran paso a paso la deliciosa masa de las pizzas en Le Crust: dejan fermentar la masa nada menos que 72 horas, para que la levadura haga crecer la pieza en la cocción, aportando todo el sabor y punto justo de crocantez a la pizza final –y de ahí el nombre del local, Crust-, una masa con un alto grado de humedad para que el pan sea tierno y ligero pero a la vez firme y crujiente, ¡con deciros que me he comido hasta el borde de la pizza!.


Como no podía ser menos, los ingredientes básicos en toda pizza son el tomate y el queso, y en Le Crust el tomate se cultiva y se importa de Parma, para que la salsa sea ligera, sin acidez; el queso es fresco de leche de vaca, “Fior de Latte”, sabroso pero sin enmascarar ni ocultar el resto de ingredientes.

Olvidaos de la típica carta de pizzería, olvidaos de nombres como cuatro estaciones o hawaiana, porque en Le Crust los ingredientes son, cuanto menos, sorprendentes: desde una pizza elaborada con salmorejo (sí, habéis leído bien, salmorejo), pasando por castañas, pato o peras, por no hablar de la que posiblemente me gustó más, elaborada con piparras, se me hace la boca agua sólo de recordarlo, mmmmmm…..


Además la cocina de Le Crust innova constantemente su carta en función de la estacionalidad del producto, para sacar lo mejor de cada ingrediente, y ¿qué mejor en esta época del año que una deliciosa crema de calabaza estilo thai?, ese punto picante que nos entona el cuerpo contra el frío de la calle. Y no dejéis de probar el exquisito guacamole casero, elaborado al momento, la mejor forma de comenzar a compartir mesa y mantel.


Para terminar con alguno de los postres, también caseros, entre los que no falta un suave y cremoso tiramisú.

Atención a la carta de vinos, especialmente recomendables los vinos D.O. Tierra de León, en los que la particular y sabrosa uva Prieto Picudo sorprende, y para bien, a más de uno.

Resumiendo, Madrid está para conocerla y disfrutarla gastronómicamente en toda su intensidad, y Le Crust para eso es una opción redonda, como sus pizzas: estupenda relación calidad/precio (unos 20 euros por persona), sorprendentes y curiosas pizzas de autor que no dejan a nadie indiferente, y además, sabrosísimas, en un local original y acogedor tanto para ir con amigos a pasar un buen rato como para una comida familiar, ¡muy recomendable!.


Le Crust 

C/ Melilla, 47 Madrid

Tlf. 91 599 46 39
Fotos propias y de Jordana Paiva para Le Crust

Si queréis que visitemos vuestro local gastro, podéis contactarnos en mgutierrezaller@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.