jueves, 5 de mayo de 2016

CAFÉ DE ORIENTE: LO CLÁSICO SE RENUEVA


Texto by Mónica Gutiérrez-Aller

El Café de Oriente forma parte de nuestra memoria histórica, tanto que a veces me pregunto qué construyeron primero, si el Palacio Real o este mítico restaurante del Grupo Lezama; bromas aparte, he sido clienta de esta casa desde que me vine a vivir a Madrid, e incluso cuando sólo venía a pasar unos días, procuraba siempre dejar hueco para disfrutar de un aperitivo en su terraza.


Lo bueno no sólo permanece, sino que se renueva, y eso es lo que ha hecho precisamente el Café de Oriente hace unas semanas, convertir los años de experiencia en nuevos retos, renovar la tradición creando un ambiente para cada momento:


D. Luis Lezama, presidente del grupo empresarial que lleva su nombre, se inspira en los bistró de los años 30 con aires coloniales para darle una sofisticada imagen al Café de Oriente: a modo de gastrobar, las noches del Café unen gastronomía mediterránea con un entorno de música y cocktails, en el que poder relajarse y desconectar de la rutina, al que hay que añadir la impagable terraza que forma ya parte del paisaje de la Plaza de Oriente.


Y como siembre bajo las bóvedas del siglo XVII, el restaurante del Café de Oriente también transforma su imagen pero con la misma magia de siempre, con una decoración estilo años 20 y lleno de rincones con encanto magistralmente iluminados para aportarnos esa sensación de oasis en mitad del ritmo vertiginoso de Madrid.


Nueva imagen, nueva cocina: el jefe de cocina del Café de Oriente, Roberto Hierro, en su permanente búsqueda por la innovación gastronómica, le ha llevado a crear una carta basada en una cocina de mercado 40% tradición, con platos que ya forman parte de la historia de este Café como la paletilla de cordero o la famosa torrija que sigue creando adeptos cada día, y 60% fusión de cocinas del mundo, un guiño a la inspiración del cambio adaptada a los nuevos tiempos y destinada tanto al público local como internacional, que cada día visitan este mítico restaurante.


Dejaos seducir por las nuevas propuestas gastro del Café de Oriente y probad un poquito de cada como hice yo, comenzando por un cangrejo de concha blanda en tempura, este plato empieza ya a verse en algunas cartas de la ciudad, pero no siempre saben conservar la textura y el sabor, debo decir que el del Café de Oriente estaba perfectamente ejecutado.


Un ceviche de corvina siempre es bienvenido, calidad de producto reflejo de las visitas diarias a Mercamadrid combinado con una manipulación adecuada y punto de maceración.


Setas de temporada con parmentier y huevo poché trufado, todo un trampantojo delicado y delicioso; técnica, sabor y excelente materia prima reunido en este plato.


Caballa confitada en lemongrass, patata a la vainilla y consomé de galeras, un pescado poco utilizado para este tipo de elaboración, una gran apuesta del chef que convence muy mucho.


Ragout de carrillera ibérica estofada a la cerveza con su menestra de verduras, meloso y exquisito plato, magnífico punto de cocción de las verduras que en esta casa siempre hacen tan bien.


Y de postre, no pude “escapar” de la famosa torrija típica del Café de Oriente, espléndida presentación para un postre clásico que cierra una estupenda comida de esas que se quedan en la memoria de sabores que tenemos cada uno.


Como dice Roberto Hierro y el resto de su fantástico equipo, lo más importante es que el cliente vuelva, y desde luego conmigo lo tienen conseguido ¡desde ya!, así que sólo me queda recomendaros una visita para conocer la nueva imagen del Café de Oriente y descubrir los nuevos platos de su carta sin olvidar los clásicos que han hecho de este restaurante todo un emblema de Madrid.



Caféde Oriente                       

Plaza de Oriente, 2 Madrid

Tlf. 91 541 39 74
Fotos propias y de Café de Oriente

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.