jueves, 30 de junio de 2016

LA BISTROTECA: SABROSOS AROMAS



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller Gª


Hay lugares que se nos quedan grabados en la memoria y no sabemos muy bien por qué; en el caso de La Bistroteca guardo una maravillosa sensación por su delicioso olor a parrilla nada más abrir la puerta, preludio de una original oferta gastronómica.

La Bistroteca es el sueño de dos amigas, Vanessa San José toda una profesional de los fogones en su otro restaurante, El Buey de Pardiñas, y la arquitecta Alexandra Galvis, autora de la acogedora decoración de este local, ambas forman un tándem perfecto junto a su personal de sala, siempre atentos y profesionales.


Moderno, cosmopolita, con cierto aire neoyorkino, tonos ocres, madera y cobre, con las paredes de auténtico ladrillo visto, en La Bistroteca se cuidan todos los detalles, desde la vajilla al uniforme del personal, pasando por una iluminación cálida y elegante que consigue hacerte sentir cómodo desde que entras.


La carta de La Bistroteca es diferente a la ofrecida por locales de perfil similar, siempre es interesante que te ofrezcan algo nuevo y además, rico, a un precio de lo más competitivo teniendo en cuenta el nivelazo de sus proveedores, como la carne de Discarlux para sus hamburguesas, carne que pican a diario en el restaurante, o el pan de Madre Hizo Pan, del que soy fan número uno!


Muchas y originales propuestas para compartir, como el guacamole servido en mortero de piedra, traído de México, con lima, un toque ligero de cilantro y cebolleta tierna: atención a este plato que tienen el detallazo de terminar en mesa, delante del comensal, como en este caso hizo Felipe con maestría y profesionalidad.


Entre los entrantes mencionar los tequeños caseros, la burratina que acompañan de confitura de vino, pesto y tomates secos, crujiente de verduras con ali oli de membrillo, croquetas caseras cocinadas con leche fresca o la cazuela de huevos rotos de corral con patatas fritas naturales.


Fuera de carta la chef siempre tiene pensados varios platos de esos que te hacen dudar porque te los pedirías todos, como un refrescante tartar de tomate con sardina ahumada o el exquisito tataki de entraña, ¡espectacular!.


Entre los platos principales podemos optar por los “entre panes”, elaborados con ingredientes sorprendentes y sabrosos, como el Taj, con carne de cordero, ciruelas, almendras en salsa de cebolla, miel y menta, o el Perrito Brooklyn, para el menos carnívoro del grupo, delicioso bocado de langosta y cangrejo en salsa ligeramente picante.


Soy muy fan de las brochetas, pero brochetas de verdad, de las de palo largo de toda la vida, y en La Bistroteca las preparan a la parrilla de carbón de encina, como la brocheta de secreto al Strogonoff con champiñones y pepinillos dulces, la de atún a la parrilla con arroz de trigueros, verduras e hinojo, o la que Vanessa nos preparó fuera de carta, brocheta de chipirones tiernos a la parrilla con tirabeques en su punto, mmmm, se me hace la boca agua…


Mención aparte merecen las hamburguesas gourmet a la parrilla de La Bistroteca, elaboradas con carne de Discarlux picada a diario en el restaurante, de vacas gallegas que pastan en libertad, y pan seleccionado como el elaborado con cerveza.


Confieso que no soy muy de hamburguesas porque tras el segundo bocado se me acaba cayendo por los lados, pero éstas hay que probarlas sí o sí por lo original de su elaboración, os cuento: La Gansa, además de la excelente carne, lleva medallón de foie a la plancha, cebolla caramelizada y rúcula y pan artesano; o La Nipona para los adictos al pescado, con un medallón de atún a la plancha, chips de alga nori, tomate, canónigos y mayonesa de wasabi, y pan clásico de semillas; sorprendente La Bacon, el bacon está picado entre una suculenta salsa de tomate y queso cheddar con pasiego y pepinillos, por lo que no resulta pesada ni contundente.


Pero nos cuentan las propietarias de La Bistroteca que, aunque van a conservar en carta sus ya famosas hamburguesas, no quieren encasillarse en este tipo de plato y en mi opinión hacen muy bien, porque tienen tablas y conocimientos para ofrecer una carta variada y elaborada, así que en cuanto me entere de la nueva carta, allá que voy a probarlo.

No podía  faltar un dulce final, postres caseros como la panacota de coco con galleta de chocolate, el clásico brownie de chocolate con nueces o un postre que también terminan en mesa: mousse de maracuyá con crumble de almendras, todo un espectáculo que borda el personal de sala.


Después de todo esto, ni qué decir tiene que os recomiendo conocer La Bistroteca, ideal para una cena entre amigos, o con los peques de la casa, en pareja y con la family, con una relación calidad precio muy difícil de encontrar en locales similares.



La Bistroteca 

C/ Espartinas, 7 Madrid

Tlf. 91 425 86 01
Fotos propias y de La Bistroteca

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.