jueves, 26 de enero de 2017

LAVERÓNICA: COCINA, TERTULIA Y ARTE



Texto by Mónica Gutiérrez-Aller Gª.

LaVerónica es uno de mis restaurantes favoritos en Madrid como ya os conté aquí por varios motivos que me gustaría compartir con vosotros:

En primer lugar por su propietaria, Mariana Gyalui, quien tomó el relevo de su tía Tati Casado y no solamente en la gestión del restaurante, sino también en su pasión por el arte y su ilusión por el trabajo bien hecho cada día, haciendo de LaVerónica un lugar de encuentro en el que las tertulias sobre cine, música, pintura, teatro o cualquier otra disciplina artística se acompañan de deliciosos desayunos y brunch, sabrosas comidas y sugerentes cenas.

LaVerónica es un restaurante singular, en el que se respira arte en cada rincón y en el que la inspiración creativa se palpa en el ambiente; el color blanco del local hace destacar varias obras de reconocidas artistas contemporáneos y que son ya sus señas de identidad, como la imponente Esteradeesteras, en forma de espiral cerrada sobre sí misma y trenzada durante todo un verano por un maestro andaluz, que evoca el moño de la actriz Kim Novak en la película de Hitchcock “Vértigo” y que ha inspirado el logo del restaurante.

Ese espíritu auténtico, pasional, honesto y especial queda plasmado fielmente en la cocina de LaVerónica, tengo que destacar sin duda su plato estrella, ya mítico en Madrid, la pasta fresca con carabinero: parece un plato sencillo, y lo es en esencia, pero el resultado al paladar es simplemente sensacional, redondo, con el añadido de que una camarera te lo prepara en mesa y se encarga de extraer todo el jugo al carabinero que inunda de color y sabor este gran plato.


Una sugerente carta compuesta de varios entrantes para compartir, arroces, pescados y carnes completan la oferta gastronómica de LaVerónica, especialmente rico el escabeche suave de pollo, la ensaladilla rusa, las croquetas caseras, las alcachofas confitadas en aove con huevito de codorniz y romescu (fuera de carta, pero en plena temporada estamos), las albóndigas de sepia o de ternera, el delicioso steak tartar o el espectacular filet LaVerónica. Y esos postres caseros a los que no se puede decir que no, como la tarta de queso o la tarta Maruja de chocolate negro o blanco con frambuesas.


No olvidéis el original brunch (desde las 12 hasta las15:30h.), con opción de medio brunch (de 12 a 13:30h) que se celebra en LaVerónica en clave de ópera: espectaculares huevos benedict, salmón ahumado, bollería internacional, platos salados de carne y variado de postres, bebida incluida por 30 euros (18 euros el medio brunch).

Una costumbre muy chula y divertida la que nos propone Mariana: al terminar la comida, nos trae a la mesa lápiz y colores para dejar plasmado en el mantel un microrrelato y dar rienda suelta a nuestros pensamientos y sensaciones.

Yo ya estoy pensando en repetir, ¿os apuntáis?



Moratín, 38 Madrid

Tlf. 91 429 78 27
Fotos propias y de LaVerónica

Si queréis que visite vuestro local gastro, podéis contactarme en mgutierrezaller@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Recuerda no utilizar palabras malsonantes u ofensivas.